El enoturismo está de moda y es mucho más que visitar bodegas

10 / 10 / 2017

Cada vez hay más adeptos al enoturismo y de ellos el 16% no visitan ninguna bodega. Cada vez hay una mayor oferta complementaria a la ruta del vino.Destacan, entre otras, las actividades gastronómicas y la visita de pueblos vitivinícolas.

Como no podía ser de otra manera el informe de ACEVIN sobre la demanda en las Rutas del Vino de España pone de manifiesto que la actividad principal es la visita a las bodegas. Pero hay muchas más, de hecho el 16 % no visita ninguna bodega.

Actividades favoritas son disfrutar de la gastronomía local (56%), degustación de vinos locales (54%) y la compra de vinos (52%).

Vista a pueblos vitivinícolas y actividades culturales son realizadas por el 31% y 27% respectivamente.

La visita a museos del vino la realizan el 25%

Actividades en la naturaleza, visitas y actividades a viñedos, cursos de catas son algunas de las propuestas realizadas también.

Este estudio pone de manifiesto que alrededor de las rutas del vino la oferta de actividades complementarias crece. Sobre todo la gastronomía y la degustación de los vinos locales.

El gasto medio del enoturista es de 156 €/día, el mayor desembolso se produce en restaurantes y bares, seguido de alojamiento y compras de vino.

Este informe pone de manifiesto que el enoturismo crece exponencialmente en España, siendo ya una forma de hacer turismo muy habitual y extendida.

¿Te gustaría darnos tu opinión?

Acepto las condiciones y políticas de privacidad

Noticias destacadas