La Zamburiña Gallega, un Molusco digno de los mejores Gourmets

21 / 12 / 2016

Entre los cocineros hay una máxima que se repite bastante: "Si tienes un producto de calidad, cuanto menos lo manipules y transformes, mejor". La zamburiña, sin duda, es uno de esos productos. Es uno de los mayores tesoros gastronómicos de Galicia, desde donde se pescan y distribuyen las de más calidad. Conoce las características de esta delicatessen del mar gallego.

Entre los cocineros hay una máxima que se repite bastante: "Si tienes un producto de calidad, cuanto menos lo manipules y transformes, mejor". Se trata de una afirmación que sirve para muchos alimentos, pero que resulta especialmente acertada cuando hablamos del marisco y, sobre todo, de algunos mariscos.


La zamburiña, sin duda, es uno de esos productos. Es uno de los mayores tesoros gastronómicos de Galicia, desde donde se pescan y distribuyen las de más calidad. También las hay que provienen de aguas más cálidas: de Chile y otros países sudamericanos, pero son menos apreciadas. Estas, por lo general, se comercializan congeladas y a precios bastante asequibles.
 

Frente a la vieira, que es más grande, carnosa y cuya textura aporta matices diferenciados, la zamburiña gallega es "más sabrosa", además de un punto dulzón que la hace muy sugerente". Seguramente, hay otros mariscos como el percebe, el camarón o una buena gamba que aportan mayor intensidad de sabor y evocaciones marinas, pero tal vez no tengan la suavidad y la delicadeza de la zamburiña.

 


Estos dos argumentos, un precio razonable y un paladar más que interesante, han sido determinantes a la hora de valorar el protagonismo que hoy en día tiene este molusco bivalvo entre los mariscos. Otro punto a su favor es que, apenas necesita manipulación. Por lo tanto, no hay que ser un cocinillas para presentar a la mesa una receta digna del mejor gourmet. En cualquier caso, este molusco se puede preparar de muchas formas.


¿Dónde se encuentra este marisco?


La técnica de pesca que se emplea para su captura se realiza desde una embarcación, con el rastrillo que se utiliza para las vieiras. Desde hace poco tiempo se están empezando a cultivar en bateas, algo que también es sintomático de la buena aceptación que están teniendo las zamburiñas entre los consumidores.


Al vivir en aguas profundas, con fondo arenoso, este molusco necesita de una limpieza a fondo ya que hay que quitar la arena que recubre su carne. Esta labor de depuración se realiza en los puertos de origen y tanto al consumidor final como a los restaurantes llega limpio.

 
En cuanto a sus propiedades nutricionales, es un alimento bajo en calorías. De hecho, contiene un alto porcentaje de proteínas y pocas grasas, de las que la mayor parte son poliinsaturadas. También tiene una importante cantidad de vitaminas A y B, así como minerales como hierro, fósforo, sodio, zinc y yodo.


 

En fin, que desde el punto de vista de la salud también se puede recomendar un consumo moderado. Además de las zamburiñas frescas y congeladas, otra posibilidad pasa por acudir a las conservas de calidad, ya que el muestrario es muy amplio al ser uno de los moluscos gourmet que mejor acogida tienen por parte de los consumidores.

 

¿Te gustaría darnos tu opinión?

Acepto las condiciones y políticas de privacidad

Noticias destacadas